Manejar bajo la influencia: Los adolescentes, la marihuana y el volante

UN LLAMADO A LOS PADRES

¿SABÍA QUE…?



En el Condado de Ventura:

  • 1 de 8 estudiantes del 12 grado reportó haber conducido durante las dos últimas semanas después de consumir marihuana.
  • 1 de 4 fue pasajero de ese vehículo con tal conductor. (Instituto Nacional de Salud)
Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte entre jóvenes de 16 a 19 años. Los conductores adolescentes tienden a subestimar o a no reconocer las situaciones peligrosas, en comparación con los conductores mayores. Según el “Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas”, una encuesta hecha en 2011 a estudiantes de bachillerato reveló que el 12.4% de los estudiantes de 12 grado habían conducido después de consumir marihuana, el 2.4% condujo tras usar otras drogas ilícitas y el 8.7% lo hizo bajo la influencia del alcohol. Después del alcohol, la marihuana es la droga que se asocia con mayor frecuencia a manejar con la capacidad disminuida. Y la realidad es que los adolescentes tienen el doble de accidentes después de consumir la marihuana.


¿QUÉ ES MANEJAR BAJO LA INFLUENCIA DE DROGAS?

  • El uso de cualquier droga afecta la capacidad de manejar un auto con seguridad. Las drogas afectan la habilidad motora, la percepción, el juicio y la memoria. Incluso cantidades pequeñas de algunas drogas pueden disminuir la capacidad de conducir.
  • Manejar bajo la influencia implica todas las sustancias nocivas, no sólo el alcohol. Los jóvenes pueden consumir alcohol, medicamentos por receta, marihuana y una combinación de éstos. Lo importante es asegurarse de que su hijo no conduzca afectado por estas sustancias.

La amenaza #1 a la seguridad de un adolescente es conducir o estar en un auto con otro adolescente.


LA MARIHUANA AFECTA LA CAPACIDAD DE CONDUCIR

  • Afecta la habilidad motora, altera la percepción de la velocidad y demora el tiempo para reaccionar.
  • El riesgo de un accidente se duplica si la persona conduce justo después de consumir la marihuana.
  • Después del alcohol, la marihuana es la sustancia que se encuentra con más frecuencia en la sangre de conductores drogados, conductores fatalmente heridos y víctimas de accidentes.
     

CÓMO HABLAR DE ESTO

  • Conozca cómo la marihuana afecta al cerebro del adolescente. Estar atento a los síntomas.
  • Escriba un contrato de familia con su hijo adolescente, que enfatice un acuerdo de no conducir si bebe o usa drogas.
  • Estimule a su hijo a que hable con usted sobre la marihuana y comenten los riesgos, así como estrategias para evitar la presión de sus compañeros para consumir drogas.
  • Hable de cómo enfrentar situaciones arriesgadas y potencialmente peligrosas; que no conduzca con un amigo que pudo haber consumido marihuana o alcohol. Creen juntos un plan de emergencia.
  • Conversen sobre manejar con la capacidad disminuida y sobre la responsabilidad y las expectativas de conducir con seguridad.
  • Sea un modelo de conducta para su hijo, que incluya no conducir bajo los efectos del alcohol y la droga.
  • Enséñele a su hijo que los medicamentos por receta, el alcohol, la marihuana y las drogas ilícitas afectan la capacidad de conducir.
  • Practique un juego de roles sobre una situación social en la que su hijo pueda verse involucrado.


CONOZCA MÁS


¿Comentarios? Feedback@venturacountylimits.org • © 2017, Todos los derechos reservados.
Diseño: Idea Engineering